Las elecciones europeas como oportunidad para refundar la izquerda alternativa

Las elecciones europeas como oportunidad para refundar la izquerda alternativa

En la entrada anterior “Por un pacto IU-ICV para las europeas” intentamos realizar un repaso sobre la actualidad y sobre lo que se había escrito en la IUesfera en referencia a la posible alianza entre IU e ICV para las elecciones europeas.

Centrábamos nuestro análisis en las dos posibles condiciones que podrían hacer fracasar esta posible coalición electoral, por un lado forzar al posible Europarlamentario de ICV a pertenecer al Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica y por otro la configuración de la lista electoral.

Respecto a la primera condición establecimos que, aunque es deseable, que el posible Europarlamentario de ICV pertenezca al Grupo Parlamentario de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, no me parecía una condición forzosamente necesaria.

En términos se había pronunciado anteriormente Eberhard Grosske en la entrevista que concedió a internautas el pasado 2 de Diciembre.

A la pregunta que yo le realicé sobre “si IU deberia de formar parte de una coalicion de organizaciones impulsadas por IU que tengan en comun su oposición al modelo actual de construcción europea y apuesten por una contrucción de la Europa Social y la Europa de los ciudadanos independientemente del grupo parlamentario al que posteriormente se adscriban sus eurodiputados, o bien si solo deberia formar parte en candidaturas donde todos sus eurodiputados se adsciban al Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica

Grosske se mostró favorable a “movilizar, hasta donde se pueda, todo el movimiento político y social de oposición de izquierdas al modelo de construcción europea representado por Lisboa y otros instrumentos igualmente náufragos”, para Grosske el papel de IU seria “hegemonizar una candidatura abierta y plural con un sólo condicionante: que se garantice una coherencia programática e institucional por parte de los/as diputados/as electos/as” . “La pertenencia a un mismo grupo es lo más deseable pero es un requisito formal: lo importante es la coherencia en torno a la política” (Ver respuesta escrita, ver respuesta video)

En el articulo de Pedro Chaves “Girar a la izquierda no lo es todo” difundido por Publico el 16/1. Chaves nos invita a “pensar sin barandillas” y espacialmente a la “barandilla” que relaciona “expectativas de las organizaciones sociales y políticas claramente situadas a la izquierda de la socialdemocracia tradicional“.
Tras admitir “Primero, que la impugnación de un modelo no es aún el surgimiento de una alternativa. Y segundo, que no estamos ante una crisis general del sistema: no parece que estemos ante una crisis política que vaya a llevarse por delante el modelo en su conjunto.”
Sostiene que “la izquierda alternativa no ocupará un espacio mejor de representación política añadiendo, simplemente, el anticapitalista a sus apellidos habituales. No es el momento para una identidad de resistencia, sino para un encuentro plural para producir alternativas. Una evidencia del peso de un pasado improductivo sobre las oportunidades del presente sería una reedición –actualizada, eso sí– de los viejos debates de las izquierdas antisistema sobre quién es más anticapitalista y, con ello, construir nuevas trincheras ideológicas, cuando lo que hoy se precisan son puentes que interconecten y contaminen todas las identidades y experiencias“.

Félix Taberna en “Año nuevo, IU nueva” (17/1) opina que, en cuanto a las europeas “el espacio de la izquierda alternativa debiera de ser transgresor, innovador y totalmente abierto. Ofreciendo un mapa de alianzas y propuestas lo más heterogéneo posible dentro del espacio de la alteralidad política. Al mismo tiempo, esas propuestas debieran de estar encarnadas por personas que porten esas características. Finalmente, las primarias son un deber democrático ineludible en IU. En definitiva, no esperar a recoger las nueces del árbol de la crisis económica sino esbozar el compromiso de refundación que asumió la Asamblea Federal.”

Llamazares en declaraciones a Europa Press (21/1) aboga por refundar la izquierda presentando una candidatura conjunta a las europeas en la que estarian implicadas “todos los que estamos por otra Europa posible, y eso significa, en primer lugar, Iniciativa per Catalunya, Los Verdes y sumar a la izquierda anticapitalista y, si es posible, a la izquierda nacionalista, a Ezquerra Republicana, por ejemplo“.

Para IU-Abierta (2/2), las elecciones europeas, son una oportunidad para un discurso de izquierdas y alternativo.
Según IU-Abierta, en texto recogido también en “A Sueldo de Moscú” que “tenemos la ocasión de convertir las próximas elecciones europeas en un gran hito en la lucha por un nuevo modelo de construcción europea, por una Europa de los ciudadanos y las ciudadanas, una Europa social y una Europa verdaderamente democrática y participativa en la toma de decisiones“.
IU está en condiciones de proponerse como el elemento vertebrador de la izquierda política y social, de partidos, organizaciones y ciudadanos a título individual que comparten nuestra visión crítica sobren el modelo de construcción europea“.
“Asimismo, y aunque, en sentido estricto, sean procesos independientes, es evidente que este gran encuentro con otros sujetos políticos y sociales será una gran contribución y ha de suponer un importante impulso político para el proceso de refundación al que nos ha mandatado la IX Asamblea. IU ha de poner su capacidad política y organizativa al servicio de un gran OBJETIVO: Movilizar  todo el activo social y político existente en el Estado que comparta nuestra visión crítica del actual modelo de construcción europea en torno a una candidatura plurall, atractiva, contundente en sus planteamientos y capaz de obtener los mejores resultados posibles en las próximas elecciones al Parlamento europeo e, indirectamente, de impulsar nuestro proceso de refundación“

En la línea con la propuesta de IU-Abierta, Tania Sánchez (2/2) sostiene que “en tanto la política europea es en gran medida la que viene desde hace tiempo determinado las posibilidades de acción política y social de los estados miembros, siendo esto así de importante, el parlamento europeo y el proceso para la constitución de Europa se ha realizado absolutamente al margen de la ciudadanía y por procesos de dudosa calidad democrática, debería ser un reto de una fuerza como Izquierda Unida iniciar el camino para, por un lado aumentar el conocimiento e implicación de la ciudadanía en la construcción europea, y por otro, promover la convergencia de todas las iniciativas, del estado y de Europa que tienen programas similares en la construcción de una Europa alternativa“. ” Si somos honestos con nuestra trayectoria no podremos exigir que quienes se han ido vuelvan a corriendo con los ojos cerrados, porque por algo se habrán ido, si somos honestos con nuestra debilidad hacia fuera no podemos poner condiciones imposibles en los acuerdos, sino más bien iniciar el camino, recuperar el programa común, luego la confianza y finalmente la unidad total

Finalmente, frente a la propuesta de la mayoría de la ejecutiva de elevar el nombre de Meyer como cabeza de lista de IU a las elecciones, IU-Abierta propone “hacerlo a la inversa” es decir, “abrir un proceso de convergencia con otras fuerzas, que no se ha descartado; establecer los criterios de alianza y, por último, designar candidato.”

Anuncis