Coscu, una candidatura atractiva y de referencia para muchos votantes

Coscu, una candidatura atractiva y de referencia para muchos votantes
Manel García Biel

El que fuera durante 13 años Secretario General de CCOO de Catalunya ha manifestado su voluntad de presentarse a las primarias de ICV para encabezar la candidatura por Barcelona al Congreso de los Diputados.

Esta apuesta de Coscubiela es una buena noticia para la formación ecosocialista. Parece que la candidatura está bien vista por dirigentes de ICV y hay que considerarlo un paso en una buena dirección.

El candidato es una persona de reconocida trayectoria en defensa de los derechos sociales y nacionales de Catalunya. Y así lo demostró al frente de la primera organización social de Catalunya, la Comisión Obrera Nacional de Catalunya, donde era una persona de clara vocación unitaria y que sabía tender puentes entre diferentes posiciones. Es una persona que tiene una fuerte vinculación ideológica con el pensamiento progresista heredada, muy pequeño, de su padre que fue uno de los fundadores de CCOO de Cataluña. Es una persona muy conocedora de la realidad social y laboral catalana, está dotado de una gran preparación intelectual, y ello sin perder su capacidad de sensibilidad social, todo ello unido a una personalidad basada en la honestidad y la austeridad, propias de los fundadores de Comisiones Obreras.

El antiguo Secretario General de CCOO de Catalunya es una persona que no sólo ha dejado una profunda huella y un gran aprecio en el mundo sindical, sino que es un gran conocedor de la realidad política del país y con un fuerte reconocimiento en espacios de otras fuerzas de izquierda. Por otra parte su capacidad ha sido reconocida por sus antagonistas, tanto en el mundo empresarial como de los dirigentes políticos empezando por los ex-Presidentes de la Generalitat.

Con la candidatura de Joan Coscubiela, ICV, daría una lección importante en estos momentos políticos y sociales, ya que el candidato aunque muy identificado con el proyecto, con más de cuarenta años de militancia primero en el PSUC y después en ICV, no es persona que haya estado vinculada al aparato de la organización, lo que demostraría que ICV antepone a los intereses puramente internos, la necesidad de optar por una personalidad adecuada al momento de excepcionalidad democrática, socio-económica y política que viven Catalunya y el Estado. A la vez es una señal para acercarse aún más a la difícil realidad social de muchos ciudadanos y ciudadanas.

ICV dará muestra, si presenta a Joan Coscubiela de que es una organización que ha hecho una fuerte renovación, tanto en concepción política, como en cuanto a su renovación organizativa y generacional, y que ahora opta por dar un salto adelante para conformarse como organización de referencia dentro del ámbito de la izquierda, ecologista y nacional.

Optando por una persona de las características, de Coscubiela demuestra que ICV quiere ir más allá de su actual espacio electoral, haciendo una oferta electoral y una candidatura atractiva para muchos votantes de izquierda decepcionados de la actual situación.

Joan Coscubiela es una persona con un fuerte sentimiento nacional y una clara concepción sobre la necesidad de acabar con un modelo económico “desarrollista” e ir hacia un desarrollo sostenible y respetuoso con el entorno, y reforzaría dentro de ICV, en estos difíciles momentos económicos y sociales, su discurso social. Un discurso que siempre había sido la base de la fuerza del antiguo PSUC y del movimiento sindical de las CCOO catalanas. Esto es aún más importante ahora, cuando se da una pérdida de referentes por parte de muchos votantes de izquierdas ante las políticas llevadas a cabo por el Gobierno del Estado.

Por otra parte Coscubiela, por su trayectoria, tiene un fuerte conocimiento de la realidad del Estado, al tiempo que vinculaciones con mucha gente de los ámbitos progresistas, en especial de las Baleares, el País Valencià, Euskadi y Madrid, entre otras zonas.

Una candidatura fuerte, encabezada por el ex-secretario de CCOO de Cataluña, permitiría a ICV, consolidar su espacio electoral actual y atraer a muchos de los votantes desencantados, abstencionistas o gente que vota en blanco.

Por otra parte ICV, optando por un candidato que encabece la lista, que va más allá de la propia organización, y reforzando la coalición con EUiA, daría un ejemplo al conjunto de las fuerzas de izquierda, ecologistas y progresistas de todo el Estado, al mostrar cómo se puede configurar un modelo político basado en la colaboración de fuerzas de izquierda. Camino que ya se inició hace mucho tiempo y que ahora debe tener su confirmación. Lo cual podrá servir para referente de futuro, en el ámbito del Estado, de la necesidad de una amplia coalición de la gente que quiere un cambio basado en la justicia social, preservación ecológica y la potenciación de un modelo económico y social sostenible y el federalismo y el pleno respeto a los derechos nacionales de los pueblos del estado

Anuncis