Izquierda Abierta llega para sumar, no para oponerse a nadie

El nuevo partido, integrado dentro de Izquierda Unida, ha sido presentado hoy en Madrid

Queremos luchar contra la resignación, sumar a mucha gente que se mueve en la izquierda alternativa, reivindicar la regeneración democrática en nuestro país, y lo queremos hacer intentando poner en marcha nuevas formas de hacer política“. Con esta declaración de intenciones, la portavoz de Izquierda Abierta (IAb), Montse Muñoz, ha resumido lo que será el papel de esta nueva formación nacida e integrada en el seno de Izquierda Unida.

El acto de presentación, en el que han intervenido también el diputado Gaspar Llamazares y el poeta Luis García Montero —autor del manifiesto del partido, que puedes consultar aquí en pdf—, ha servido para dar a conocer este nuevo proyecto que pretende “sumar, no oponerse a nadie”.

Izquierda Abierta tratará de ser “una organización en red, con los menos estratos posibles”

El objetivo principal, en palabras de Muñoz, es “tener una capacidad de interlocución” que reúna a una izquierda vinculada a los movimientos sociales y que a la vez tienda puentes con otras formaciones políticas.

Llamazares ha defendido en su intervención que IAb no será un “partido al uso”, sino que tratará de ser “una organización en red, con los menos estratos posibles”, que reivindique una democracia basada en los derechos sociales y participación. “Queremos ser parte de IU pero queremos establecer puentes con todo lo que hay en torno a nosotros”, ha zanjado.

Sin embargo, esta “regeneración” de la izquierda no significa contraponerse a otra considerada “vieja”. “Creemos que la negación del pasado es un error, por lo que consideramos una vía agotada la recuperación de la izquierda sin la izquierda”, ha reivindicado Llamazares.

Configurar nuevas mayorías

García Montero ha querido poner el acento en que “no basta con refundar Izquierda Unida, ni si quiera la izquierda, sino que hay que refundar la experiencia”, porque los ciudadanos “estamos viviendo, a través de muchos controles mediáticos, en una especie de realidad virtual que no nos deja entender bien lo que está pasando”.

“Existen alternativas, y no son las de la cultura dominante que se ha impuesto”

“Cuando pierde poder adquisitivo de forma vertiginosa, cuando pierde derechos laborales, derechos civiles, servicios públicos, hay que decirles que existen alternativas, y que no son las de la cultura dominante que se ha impuesto”, ha reivindicado.

En esta situación, a IAb no le vale con “dos, ni tres, ni once diputados”, sino que hay que “configurar nuevas mayorías, establecer diálogo con los movimientos sociales, políticos, cívicos”, de manera que se le pueda poner fin a “una transición incompleta”.

Apertura a otras formaciones

Izquierda Abierta, surgido de la ‘familia política’ de Gaspar Llamazares, nació en el seno de IU en julio del año pasado, con la finalidad de constituir un “frente amplio” de todas las izquierdas —para abrir conversaciones con otras formaciones como Equo o el foro Espacio Plural, entre otras—, para frenar el empuje de la derecha y responder a las demandas del 15-M.

Además, IAb parece que se tomará muy en serio las redes sociales, ya que desde su nacimiento cuenta con una cuenta en Twitter y un perfil en Facebook.

Anuncis