Llamazares satisfecho con el resultado de la Asamblea Federal de IU

3

         Gaspar Llamazares ha declarado en una entrevista en onda cero que la Asamblea Federal de IU ha sido una buena asamblea “porque en ella hemos sido conscientes de la importancia del momento, de la gravedad de la crisis y del impacto sobre la ciudadanía, sobre los trabajadores y pensionistas, los que  más necesitan los servicios públicos,  y por tanto hemos hecho un esfuerzo de unidad  y finalmente la Asamblea ha sido una asamblea hacia fuera más que una asamblea hacia dentro.  Una vez solucionados los temas de la pluralidad la asamblea ha girado en torno a crisis económica en torno al empleo en torno a los servicios público que era lo importante.

 En alusión a la posible solución de la crisis con el aumento de la inversión y del gasto público, ha asegurado que no le cabe la menor duda y que lo que “no” es la solución son “las políticas de déficit y deuda”.  “El problema nuestro no era la deuda pública, que era inferior a la de la media europea. El problema nuestro era un déficit puntual, que no se ha conseguido corregir en los últimos años”, ha explicado.

   Finalmente, ha asegurado que en España “sí que hay dinero”. Según ha lamentado, en España hay 90.000 millones de euros de fraude fiscal, 160.000 millones en paraísos fiscales y 200.000 en bancos y cajas, algo que, a su juicio, es una “vergüenza nacional”.

Anuncis

¡ESTAN VIVOS!

LOS DIAS MALOS ACABARAN

 estanvivosportada

CREAR POR FIN UNA SITUACIÓN QUE HAGA IMPOSIBLE LA MARCHA ATRAS

La Internacional Situacionista [ IS ] nace en 1957 como una organización cuyos principales objetivos estaba acabar con la sociedad de clases en tanto que sistema opresivo y combatir el sistema ideológico de la dominación capitalista. La IS llegaba hablando de la mezcla de diferentes movimientos ideológicos desde el siglo XIX. Empezando con Hegel y Marx hasta el pensamiento marxiano de Anton Pannekoek, Rosa Luxemburgo, Georg  Lukács, Henri Lefebvre, Karl Korch, Herbert Marcuse así como del llamado Comunismo de Consejo o el “consejismo” [Soviets], y la critica a las desviaciones burocratices del stalinismo y el maoísmo.

Esta organización como movimiento contestario entre los fundadores estaban: Guy Debord, Raoul Vaneigem, Asger Jorn y otros. El primer lema fue “Vivir no sobrevivir” (que es lo característico de la sociedad alienada en la sociedad de consumo llamada “welfare state” (estado del bienestar) hoy llamada [sociedad de consumo]. “La vida entera se baña en una negatividad que la corroe y la define formalmente. Hablar de vida suena hoy como mencionar la soga en casa de un ahorcado. Una vez perdida la llave del querer vivir, todas las puertas se abren sobre tumbas” (Raoul Vaneignem).

Para pasar del mero sobrevivir al vivir auténtico se necesitaría una revolución no solo en el plano económico sino en la vida cotidiana y eso sólo se puede esperar de los nuevos sujetos: el “nuevo proletariado”, que incluye a la vanguardia de la clase obrera “que descubre su miseria en la abundancia consumible”, pero también a la juventud, a la intelectualidad y a los pueblos del llamado Tercer Mundo insatisfechos unos con las revoluciones truncadas y burocratizadas y otros que desconfían de los mitos tecnicistas y del post colonialismo y el neoliberalismo que denuncian las revoluciones teledirigidas y consentidas. La primera edición de La Sociedad del Espectáculo de Guy Debord, apareció en 1967. Debord llamó “Sociedad del Espectáculo” al tipo de sociedades que se caracterizan tanto al capitalismo tardío como en el socialismo entonces realmente existente (que diría del actual congreso del PC Chino en 2012, de la “Cuba Hoy” o de Corea del Norte), o por no hablar de las “Elecciones en USA 2012”, la crisis generada por el neoliberalismo por sus bancos en USA (las llamadas “subprime”), la situación europea tanto del papel del Parlamento Europeo y el papel de Alemania, la “crisis económica en España (desde el gasto público, la corrupción tanto de la banca como de los partidos políticos). Por “espectáculo” entendía Debord la relación social mediatizada por las imágenes, un tipo de relación social en la que el consumo se convierte en ocupación total de la vida social “los llamados Mall” desde: [los centros comerciales, shopping, mall o avenidas del comercio o de lujo en cualquier ciudad] la tv, la radio, el cine con su soporte publicitario, los programas reality (programas de tv como “salvame”,”catástrofes, tragedias, escándalos) etc. En la sociedad del espectáculo, dominada por el consumismo, todo se convierte en representación. De ahí que la tarea del momento fuera desarrollar la crítica de la economía política como crítica de la sociedad de clases y del capital que organiza el imperio del consumo e impone la supervivencia y la miseria.

El espectáculo, para Debord, es, pues, la alienación generalizada: el triunfo absoluto de la forma de mercancía convertida en fetiche en el plano sociocultural. La idea general de la Sociedad del Espectáculo es que la economía ha dejado de ser un medio, ahora es un fin y todas las actividades del hombre se orientan a ella (ya sea el trabajo, como el tiempo libre). El sistema capitalista “ya no busca mantener a la gente, sino mantenerse a sí misma”. ¿Cómo? Únicamente produciendo mercancía. Guy Debord leyó a Marx mucho mejor que la mayoría de los intelectuales de culto en la sociedad francesa de la época. Desde luego, mucho mejor que:

Roger Garaudy 1913-2012 entre sus obras más conocidas: “Teoría Materialista del conocimiento” (1953). “El humanismo marxista” (1957). “Dios ha muerto”  (1962). “Karl Marx” (1965). (Convertido luego al islam, vivía en España en concreto en Córdoba y hacia los rezos en la mezquita de dicha ciudad).

Louis Althusser 1918-1990 teórico del estructuralismo filosofo marxista siendo sus obras más conocidas: “La revolución teórica de Marx” (1967). “Para leer el Capital”(1969). [En 1980 estranguló a su mujer Hélene, bastante mayor que él y compañera de ideas. Fue internado en un hospital psiquiátrico, donde acudió un juez para instruir la causa por homicidio, Althusser fue procesado, pero el mismo día el juez archivo las diligencias, siguiendo los dictámenes de 3 expertos que señalaron con que Althusser había cometido el asesinato en un acto de locura].

Pero también mejor que Jean Paul Sartre filosofo, escritor, dramaturgo, activista político y compañero de Simon de Beauvoir (1905 – 1980) ,Sartre rechazo el premio Nobel de literatura en 1964 y sus obras más conocidas: “el ser y la nada” (1943) “critica de la razón dialéctica”(1960) y como narrativa y obras de teatro. “La nausea”(1938), “las moscas”(1943), “la puta respetuosa” (1946), “las manos sucias”(1948).

Esto no quiere decir que Debord haya sido un marxista “ortodoxo”, sino más bien que aprovechó de la crítica de Marx al capitalismo aquella parte que mejor funcionaba para la crítica sociocultural del mundo en los años 60 del siglo XX (y no digamos hoy día). De la crítica radical a la que son sometidas por Debord todas las corrientes marxistas del siglo XX sólo se salvan aquellas que resultaron muy minoritarias en los años 60: el Lukács de “historia y conciencia de clase”(1923), las obras de Henry Lefebvre sobre urbanismo y vida cotidiana en los libros: “critica de la vida cotidiana”(1961),“ la revolución urbana”(1968) y sobre todo el aprecio por el consejismo de los años 20 y 30 que tuvo su última manifestación importante durante el golpe del “liberticida” Franco en España.

No queremos trabajar en el espectáculo del fin del mundo, sino en el fin del mundo del espectáculo”.

La Internacional Situacionista [ IS ] al recuperar el concepto marxiano de la alienación y atender sobre todo a las páginas de los GRUNDISSE (borradores del Capital de Marx que no fueron conocido hasta la muerte de Stalin, en 1954 puesto que él y el apparatchik ruso estuvieron en contra por las contradicciones que suponía al politburo y su burocracia), porque aunque iban contra el sistema capitalista y la URSS y (de los Países del llamado socialismo) se encontraba dentro de las páginas dedicadas al fetichismo de la mercancía, a la conversión de la mercancía en fetiche, y a la deshumanización del hombre. El espectáculo para Debord, es, pues, la alienación generalizada: el triunfo absoluto de la forma de mercancía convertida en fetiche en el plano sociocultural.

El primer documento importante elaborado por lo Situacionistas sobre la universidad fue: “De la miseria en el mundo estudiantil” (1966). Y no es un elogio a los estudiantes del medio estudiantil al contrario: es una diatriba contra la miseria entonces existente y aún hoy día en el conformismo alienante de los estudiantes y su reificación.

La reificación (Reificación (del alemán) Verdinglichung, literalmente (“sobre cosificación”) es la concepción de una abstracción u objeto como si fuera humano o poseyera vida y habilidades humanas; también se refiere a la reificación o cosificación de las relaciones sociales. Este concepto está vinculado a las nociones de Marx de (alienación y fetichismo de la mercancía). Para los marxistas los ejemplos de reificación serían:

• La transformación del trabajo en mercancía en el siglo XIX.

• El Capital, la objetivación del valor de cambio (trabajo) en moneda.

Otros ejemplos de reificación ocurren cuando productos humanos se conciben como hechos naturales, resultados de leyes cósmicas, o manifestaciones de una voluntad divina. El mercado como una entidad que guía la vida económica sería un ejemplo de reificación.

Marx utilizó el concepto de reificación en pocas ocasiones, siendo éste desarrollado principal y posteriormente por Georg Lukács en el capitulo “Reificación y consciencia del proletariado”, de su libro “Historia y conciencia de clase” (1923). El concepto está también presente en los trabajos de pensadores de la Escuela de Frankfurt, particularmente en los trabajos de (Theodor W. Adorno y Max Hokheimer), de Herbert Marcuse y Raya Dunayevskaya.

El estudiante no escapa a la ley del capitalismo avanzado, que es la pasividad generalizada del espectáculo, o sea la reificación y la mercantilización de todas las actividades culturales. Se ve el estudiante universitario en una situación esquizofrénica: entre el presente miserable y las ilusiones que se hace de un futuro acomodado. En su mayoría son hijos de la burguesía pero, a pesar de ello, disponen de una renta inferior a la de cualquier asalariado, y es en ese sentido en el que se puede decir de ellos que son parte de la nueva miseria del nuevo proletariado. Es en esta situación la que conduce al estudiante universitario a una infantilización prolongada, a la conversión de los estudiantes en niños sumisos o “esclavos estoicos” que se creen tanto más libres cuanto más fuerte son las cadenas que les ligan a la [autoridad, la familia y al Estado].

La miseria del medio estudiantil se caracteriza porque la universidad se ha convertido en una organización institucional de la ignorancia, donde el conocimiento se disuelve al ritmo de la producción en serie de profesores y en la que el estudiante se limita a seguir escuchando mecánicamente el “ruido vacio” que hacen dichos profesores. Estos en su mayoria son unos modernizadores reformistas de izquierda que quieren adaptar la institución universitaria al proceso general de la mercantilización capitalista por ejemplo (los ERASMUS).

La burguesía ha llegado al poder porque es la clase de la economía en desarrollo. El proletariado sólo puede tener él mismo el poder transformándose en la clase de la conciencia.

El comunismo de consejos opone al “comunismo de partido” leninista la auto organización de clase obrera en organismos de poder obrero (soviets, consejos obreros, organizaciones de fábrica). Tales organismos fueron creados por las masas proletarias en los primeros momentos de la Revolución Rusa, de la Revolución Alemana y de la insurrección popular italiana conocida como biennio rosso. Este tipo de organización y su consolidación (la autonomía proletaria) era, según los comunistas consejistas, la forma de acción y organización de la clase obrera consciente de su papel histórico y coherente con su auto emancipación. En estos organismos los trabajadores de cada unidad de producción o barrio elegían, para instancias superiores de coordinación, a representantes de sus filas o a representantes conocidos de la clase obrera. Estos representantes eran delegados revocables en cualquier momento.

El devenir histórico de la corriente comunista-consejista Anton Pannekoek, Paul Mattick, Raya Dunayevskaya y el Grupo deComunistas Internacionales de Holanda (GIK) fueron los principalescontinuadores y animadores de la corriente comunista-consejista en lasdécadas posteriores, aunque por el devenir contrarrevolucionario posterior ala derrota de la revolución proletaria en Europa, el comunismo de consejossólo sobrevivió como una corriente teórica con un mínimo arraigo enintelectuales socialistas, obreros revolucionarios y la IA.

La sociedad capitalista tiene todos los medios técnicos para alterar las bases biológicas de la existencia sobre la tierra (y no digamos la situación del llamado Tercer Mundo [quien se acuerda hoy de Haiti]) y es esa sociedad igualmente la que, por el mismo desarrollo-científico separado, dispone de todos los medios de control y de previsión científicos indudables para medir exactamente por adelantado hasta qué grado de descomposición del medio humano puede llegar -y hacia qué datos, según una prolongación óptima o no- el crecimiento de las fuerzas productivas alienadas de la sociedad de clases. Ya se trate de la polución química del aire respirable o de la adulteración de los alimentos, de la acumulación irreversible de la radioactividad por el empleo industrial de la energía nuclear o de la deterioración del ciclo del agua, desde las bolsas subterráneas a los océanos, de la lepra urbanística que se instala de manera creciente en el lugar donde estaban las ciudades y el campo o de la explosión demográfica, de la progresión de los índices de suicidio y de las enfermedades mentales o del nivel peligroso por la nocividad del ruido, por todas partes los conocimientos parciales sobre la imposibilidad, según los casos más o menos urgentes o más o menos mortales, constituyen, en tanto que conclusiones científicas especializadas que permanecen meramente yuxtapuestas, un cuadro de la degradación general y de impotencia general, Ese lamentable esbozo del mapa del territorio de la alienación, poco antes de su hundimiento, se efectúa naturalmente a la manera de como ha sido construido el territorio mismo: por sectores separados, con esa llamada ciencia que muestra también hasta la caricatura, su imbecilidad.

WERT IDEOLOGO DE LA INDEPENDENCIA

 

Si alguien quisiera más adeptos para la causa de la independencia de Catalunya se inventaria un ministro de Educación y Cultura como el Sr. Wert.

La política de inmersión lingüística en Catalunya ha sido fundamental:

1º Para que la mayoría de personas conozcamos la lengua propia; según Marina Subirats, en su libro “Barcelona: de la necessitat a la llibertat. Edic. L`Avenç 2012” el conocimiento del catalán en el año 2006  era el siguiente:

Lo habla y escribe                                 52,9%

Lo habla pero no los escribe               22,9%

Lo entiende pero no lo habla              20,3%

No lo entiende                                         3,8%

No hemos de perder de vista que el citado año, el proceso de inmigración en el conjunto de España como en Catalunya aún era muy importante.

2º Este proceso de normalización de la lengua catalana se ha efectuado sin conflictos y sin exclusión del castellano en el ámbito de la intercomunicación de los ciudadanos, hoy existe una realidad tozuda sobre el mestizaje lingüístico, en el mismo período, la lengua habitual de los mayores de 18 años era el siguiente:

Catalán        40,5%

Castellano   40,9%

Ambas          13,3%

Otras              5,2%

Lo que hoy es cierto es que el 96,2% de los ciudadanos de Catalunya entendemos el catalán y cerca del 100% el castellano. Lo que se ha implantado de manera exitosa en Catalunya es el bilingüismo.

El conocimiento y el empleo del catalán no es la causa de la situación de desapego hacia España en Catalunya. “Manuel Castells ha explicado bastante bien como, justo en el momento en que la globalización parece borrar la importancia de los rasgos culturales específicos para dar paso a una cultura universal, las resistencias que se oponen se manifiestan en gran parte a través de las identidades étnicas, lingüísticas, religiosas o culturales….convirtiendose para muchos individuos, en elementos centrales de su propio proyecto personal, con un carácter trascendente que parecía propio de culturas pasadas”

¿Por qué nuestro ínclito Ministro de Educación y Cultura insiste en los derechos lingüísticos de los castellanos en Catalunya cuando estos no han sido puestos en cuestión?

Existen dos posibilidades:

  1. El Ministro de Educación y Cultura no es suficientemente culto.
  2. A la estrategia del PP al igual que los partidos del soberanismo  catalán, le interesa la confrontación nacional con el mismo fin que a CiU; sostener permanentemente cortinas de humo, sobre todo en momentos puntuales. Hoy la prensa y la televisión pública catalana casi ha olvidado las rebajas de las pensiones para el conjunto del 2013 para titular sobre el tema en cuestión.  El PP lanza mensajes para que CiU llame a aglutinar esfuerzos a la mayoría de fuerzas políticas catalanas en torno a la defensa de la lengua. Al PP esta estrategia le sirve en Catalunya, pero quiere exportarla al conjunto de España, en un falso dilema “uniformalización contra disgregación”, como en un Babel cualquiera la lengua sería el símbolo de la falta de entendimiento…

Existen dos fuerzas puntuales que nos van a llamar permanentemente durante estos próximos años a aglutinar fuerzas en torno a las patrias respectivas, como si existieran dos realidades separadas que partieran Catalunya por el medio; pero  existe una sóla realidad, la que une a las fuerzas de la confrontación patriota en torno a sus intereses de poder en España y Catalunya, contra las mayorías de ciudadanos que recibimos del PP y de CiU el mismo trato: recortes, recortes y recortes… Existe el frente de los recortadores y el de los recortados…

El Ministro Wert debería saber que lo que tocaría hoy y la mejor forma de ayudar a que el castellano conserve la cooficialidad en Catalunya, es potenciando una política cultural en el resto del Estado de calidad que permitiera visualizar o escuchar o leer en castellano; pero se limita a recortar ayudas a la creación.

El Ministro Wert sabe que la Biblioteca Provincial de Barcelona lleva cerca de 20 años de retraso…

El Ministro Wert debiera saber que el catalán también es lengua del Estado español y por tanto una de sus obligaciones es su defensa en el conjunto del Estado, y que esta no sólo depende de la Generalitat que tiene plenas competencias en el marco de su territorio exclusivamente.

Y la Generalitat debiera acordarse de que el castellano no es sólo algo que defender para que los castellano-hablantes voten que si en un posible referéndum; sino como realidad cultural que es propia para muchos ciudadanos, y por lo tanto para Catalunya.

El catalán es la lengua propia de Catalunya, sus expresiones culturales son plurilingüisticas.

El juego en que están inmersos Wert y Más es muy peligroso, es un juego de ir confluyendo en intereses de confrontación para mantener hegemonía de poder. En física cuántica se explica que la realidad la crea el observador; de tanto observar lo que no es, CiU y el PP acabarán haciendo que sea lo que ven. Y entonces, Dios nos pille confesados….

 

 

LA ESCUELA CAPITALISTA EN ESPAÑA

escuela capitalista franciafoto2 escuela capitlisat

TODO ESTUDIO SOBRE LAS CONDICIONES DE LA ENSEÑANZA [A LA CLASE OBRERA] EN LOS SISTEMAS CAPITALISTAS ACTUALES EN EUROPA INCLUYENDO ESPAÑA SE INICIA CON EL LIBRO DE:

-LA ESCUELA CAPITALISTA EN FRANCIA-

de Christian Baudelot/Roger Establet. Editorial Siglo XXI 1976

“La escuela es una escuela de clase porque se esfuerza en prohibir a los niños obreros adquirir, organizar y formular la ideología que el proletariado necesita”

La escuela capitalista en Francia, de Christian Baudelot y Roger Establet, recoge los resultados de una investigación sobre el sistema educativo francés entre 1965 y 1975. Si bien se trata de un tiempo y una geografía algo lejanas, sus hallazgos han arrojado luz sobre ciertas características generales de la educación bajo relaciones sociales capitalistas. Lamentablemente, fruto de la derrota de la última oleada revolucionaria a escala mundial, la de los años ´70, ambos autores han virado hacia las filas de la socialdemocracia. Así, hoy hablan de países “ricos” y “pobres”, dan por muerta a la clase obrera y sostienen que los países en los que la “gente” está muy escolarizada, son sociedades ricas. Aún así, aquel viejo texto mantiene todo su valor.

La prolongación de la escolaridad obligatoria y los “métodos activos”

La operación es simple: consiste en introducir, en reintroducir o en mantener en el aparato escolar a los individuos que anteriormente estaban excluidos o ya habían salido. Los efectos que produce esta operación no conciernen de hecho más que a aquellos para los que la escolaridad era realmente una obligación (no para los otros, para los cuales era un derecho…): los hijos de las clases explotadas; nunca los de la burguesía. […]

“Arraigar con mayor fuerza al joven en su medio originario”: este es, de hecho, el objetivo reconocido; se trata de dar una educación completa que se baste a sí misma, y no de preparar el paso a otro tipo de enseñanza; se trata de retener, en el aparato escolar, a una masa de peones (y de mano de obra) que la industria ya no puede usar de manera inmediata (antes pudo hacerlo: cf. el trabajo de los niños en el siglo XIX), reforzando su encadenamiento ideológico a través del “arraigamiento en su medio originario”.

[…] Tal como son aconsejados y practicados, los métodos activos no se proponen conducir a los alumnos a un determinado “nivel” de conocimientos sino, al contrario, devolverles la seguridad moral mediante la confianza y el afecto. Este “nuevo clima” que permite a los maestros y alumnos una gran iniciativa y trata de interesarlos mediante el atractivo de lo “concreto” produce muchos efectos: trata, en primer lugar, de ocultar a los que se encuentran en él la realidad de su situación presente, adormeciéndolos durante “unos cuantos años de felicidad escolar”. Aquello que se presenta como el último grito de la investigación pedagógica, testimonia en realidad el profundo desinterés manifestado respecto a esos alumnos a los que se trata sólo de mantener ocupados, lo más contentos que se pueda, con la mayor utilidad posible algunas veces: es así como la ilusión pedagógica casi lograría que se considere como la cima de la audacia pedagógica a las prácticas que contribuyen por su parte a realizar la división de clases y preparan para la explotación (…). Finalmente, los métodos activos presentan, entre otras acciones, la de prohibir a aquellos a los que someten la posibilidad de readaptarse a las prácticas escolares más coercitivas de la red secundaria-superior. Les cierran definitivamente el acceso.

La escuela y la división social del trabajo

(…) la escolarización no conduce por sí sola a los puestos de la división social del trabajo. Se combina con los imperativos del mercado capitalista del trabajo: son dos aspectos inseparables de un mismo mecanismo.

La escolarización, en forma tendenciosa (tanto más, cuanto que se desarrolla por sí misma), define los límites dentro de los cuales se pondrían en juego los mecanismos del reparto de los individuos en los diferentes puestos de la “vida activa”, y en particular los mecanismos del mercado de trabajo, donde en apariencia no circulan más que individuos. Estos límites son los decisivos, y se trata de límites de clase. Lo que ocurre en el mercado sería completamente ininteligible si no se viera que depende de lo que ocurre fuera del mercado, en la producción, en el proceso de escolarización y en la relación “indirecta”, “invisible”, de la escuela con la producción.

Los representantes oficiales del capital y del Estado se lamentan desde hace un siglo y medio sobre la “inadaptación” de la escolarización a la producción: pero la escolarización “forma” a conciencia a los individuos de tal manera que, en su gran mayoría, llevan ya consigo los caracteres, las cualidades concretas requeridas para su utilización en el marco de las relaciones de explotación capitalista. Incluyendo, claro está, cuando se trata de las cualidades de “mando” y de “competencia” intelectual. Incluyendo cuando se trata, en el otro extremo, de la ausencia de formación profesional que conduce a los puestos de mano de obra y de obreros especializados, pasando por la descalificación, el desempleo, la reconversión de la mano de obra, etc.

Las ideologías de la escuela

Terminar con la ideología de la escuela significa que las realidades contradictorias, y en ocasiones sórdidas, de la escuela, dejen de examinarse a la luz de lo que deberían ser para que se realizase su ideal de democratización, de laicidad, de unidad, de cultura, de progreso, etc. Reconocer y denunciar esas realidades (…) no es suficiente. El beneficio se pierde y desvía si conduce simplemente a nuevos y vastos proyectos de “reforma de la enseñanza”, en los que se realiza plenamente la ideología de la escuela. Por este camino no es posible escapar a risibles debates en los que cada contrincante se enfrenta al otro exactamente en los mismos términos, que siempre pueden reducirse al sencillo esquema siguiente: “La escuela se dice democrática, laica, gratuita, unificada, etc., pero no lo es realmente y por lo tanto es preciso que lo sea (…)”.Este discurso es tan interminable como vano.

Es un discurso vano porque desconoce la base real sobre la que funciona la escuela. Esta base es la división de la sociedad en dos clases antagónicas y la dominación de la burguesía sobre el proletariado. (…) La escuela, desde el punto de vista de la burguesía, ya es democrática: pero esa democracia no tiene otro contenido, en una sociedad capitalista, que la relación de división entre dos clases antagónicas y la dominación de una de esas clases sobre otra.

Terminar con la ideología de la escuela supone que no se considera su realidad contradictoria como imperfección, sobrevivencia o reacción, sino como un conjunto de contradicciones necesarias, que por sí mismas tienen una significación y una función históricas determinadas, y que se explican por sus condiciones materiales de existencia en el seno de un modo de producción determinado.

[…..]

No es sólo porque no permite a todos los hijos de obreros adquirir la cultura burguesa en todo su esplendor por lo que la escuela primaria es una escuela de clase, sino también, y sobre todo, porque se esfuerza en prohibir a los niños de obreros adquirir, organizar y formular la ideología que el proletariado necesita. Los dos aspectos son indisociables. (…) Es mediante este aplastamiento que la ideología de la clase dominante puede también volverse la ideología dominante en toda la sociedad. Todos los elementos (historia, literatura, conducta…) que podrían contribuir al desarrollo de la ideología del proletariado son sistemáticamente rechazados. Cuando esos elementos reaparecen es bajo una forma disfrazada.

Es en la escuela primaria donde ese proceso, del que depende el funcionamiento del aparato escolar entero, es el más apremiante. Cuando se mencionan las relaciones de clase, es en un contexto tal que se les hace perder todo su sentido: “El melocotonero y el albaricoquero, la merienda y la cena, el carnicero y el salchichonero, el botero y el zapatero, el granjero y el propietario, el obrero y el patrón.” (Méthode Boscher, Curso preparatorio, p. 46) (…) En historia, la clase obrera nunca aparece en persona: la Comuna es simplemente la división de los franceses y el incendio de las Tullerías (…). La acción específica, autónoma de la clase obrera es negada. En su lugar aparece un personaje mítico: el pueblo, artesano (naturalmente) silencioso de la historia de Francia, toma la palabra a través de los grandes hombres interpuestos: Vercingétorix, Clovis, Enrique IV, Luis XIV, Colbert, Napoleón, Thiers, Gambetta, De Gaulle.

[…..]

Sin embargo, la inculcación de la ideología burguesa no se efectúa ni mecánica ni armoniosamente por el sólo hecho de que los niños sean enviados a la escuela en forma obligatoria. Tratándose de imponer una ideología de lucha de clases, el aparato escolar también es un lugar de contradicciones.

Queda un problema: ¿por qué, un siglo después de El Capital, setenta años después de los textos de Lenin sobre la escuela de clase, cuarenta años después de los trabajos de la III Internacional sobre la escuela, no disponemos todavía hoy, en los países capitalistas avanzados, de una teoría marxista del aparato escolar capitalista, es decir, de una teoría revolucionaria que permitiese luchar eficazmente en y alrededor del aparato escolar, contra la dictadura de la burguesía? “Sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria”. Esta ausencia que debemos constatar no es sólo el efecto de una laguna teórica. Es el signo de otra cosa que remite, entre otras, a un cierto estado de las luchas de clases en el nivel de la instancia ideológica.

[…..] Una de las críticas que se ha hecho a las reformas educativas es que pretenden incidir en el cambio social de una forma periférica. En este sentido, la unificación de las diferentes vías en la enseñanza secundaria en un contexto de desigualdad estructural del mercado de trabajo partiría de un supuesto imposible de cumplir, lo cual nos lleva al debate sobre las funciones del sistema educativo en una sociedad capitalista. Esto nos llevaría más lejos de lo que pretende este artículo. Pero sí que merece la pena citar los dos autores, que a nuestro entender, mejor sintetizaron esta contradicción, Baudelot y Establet, con La escuela capitalista en Francia, publicada en castellano el año 1976. Ellos definieron la conocida teoría de la doble red escolar: respecto a la imagen de pirámide educativa meritocrática de la teoría del capital humano, ellos vieron en la división de la enseñanza secundaria las condiciones para la reproducción de las clases sociales.

Una primera red era la que llamaban PP (primaria-profesional), que constituía la formación de la mano de obra, que necesitaba unas habilidades básicas aprendidas en la escolarización general y una mínima formación para un oficio manual. La segunda red la llamaban SS (secundaria-superior), y era constituida para la preparación de las clases dirigentes, con una enseñanza secundaria académica y fundamentalmente propedéutica en conexión con la universidad, verdadero núcleo de reproducción de las elites sociales. En este sentido, según estos autores, todo intento de reforma educativa no era más que una cortina de humo para evitar que la función latente de la escuela se hiciera manifiesta. Parece claro que, en ciencias sociales, no se puede abstraer una teoría del contexto social y político en el cual se ha formulado. Aparte de que el mundo académico de la Francia de finales de los sesenta y principios de los setenta fue muy convulso, de la teoría de la doble red, de hecho, no hacía más que definir, avant la lettre, los tracked o sistemas segregados. Una evaluación actualizada de esta teoría nos remite a tres cuestiones fundamentales para nuestro objeto de estudio:

– El concepto de red no fue topológicamente correcto, y de hecho el capitalismo informacional y las nuevas tecnologías han redescubierto el concepto de red (empresa-red y estado-red de Castells, 2001). Pero en términos educativos, más que de redes es preciso hablar de vías que marcan los itinerarios posibles a escoger por los individuos.

– Baudelot y Establet pensaban que toda la reproducción social pasaba por la escuela, pero había (y hay) algo peor que pasar por la vía profesional, y es no poder tener acceso a ella. Los nuevos rasgos de la exclusión social pasan, en buena medida, por el fracaso escolar y la no escolarización precoz.

– En el libro citado, los autores reconocían una tercera vía, que llamaron PS (profesional- superior), en función de los datos que manejaban para Francia, que se componía de los alumnos en la primera vía con éxito escolar más de los alumnos que en la vía académica fracasaban, renunciaban a la universidad y reorientaban sus itinerarios hacia la vía profesional. No le dieron la categoría epistemológica de las otras dos vías porque no le encontraron una correspondencia con una clase social, pero parece que la difusión de los linked o sistemas vinculados ha tenido mucho que ver con el aumento cuantitativo y cualitativo de estas combinaciones.

En definitiva, las reformas comprensivas en Europa, con sus limitaciones, paradojas y críticas, han contribuido a la construcción de unos sistemas educativos que institucionalizan dos o tres vías entre la que los individuos pueden elegir (en función de una serie de parámetros, como veremos en el apartado final), algunas más irreversibles que otras, alrededor de las cuales se construyen las trayectorias biográficas de los jóvenes.

 

LA CARA OCULTA DE LA ESCUELA

Educación y trabajo en el capitalismo. Editorial Siglo XXI (1990).

Mariano Fernández Enguita es sociológo y profesor de la Universidad Complutense. Es autor entre otras obras: Trabajo escuela e ideología (1985), Marxismo y sociología de la educación (1986), La escuela en el capitalismo democratico (1987), La escuela a examen (1989).

 

En el libro [la cara oculta de la escuela] de Mariano Fernández plantea desde su experiencia de la docencia y del libro pionero [La escuela capitalista en Francia] a considerar la relación entre el trabajo y la escuela a partir de una visión del mito de la mejora continua de las condiciones de trabajo tanto a los artesanos, los obreros como los campesinos, que se opusieron de manera sistemática a integrarse en procesos de trabajo propios de la industrialización capitalista mientras tuvieron la posibilidad de sobrevivir de otro modo e incluso después de perderla.

Presentar la enseñanza como una evolución dentro de la continuidad, presidida por el afán de extender la cultura y por el avance del pensamiento pedagógico, fue en realidad una sucesión de cambios radicales, forzados especialmente en función del interés del capital industrial por conseguir una fuerza de trabajo dócil. A partir de ahí, se analiza de que modo las rutinas escolares que aparentemente derivan de simples imperativos técnicos u organizativos son el resultado de opciones y tienen como función socializar a niños y jóvenes para su integración no conflictiva en las relaciones sociales en el proceso de trabajo y destruir, en lo posible, las bases experienciales en que podría apoyarse su puesta en cuestión.

A tal sociedad, tal sociología. Educación y éxito social van regularmente asociados, como lo demuestra una abrumadora evidencia estadística. Pero la estadística no puede ni podrá nunca mostrar es que la primera sea la causa del segundo. Lo que sí ha podido mostrar es que controlando otros factores -en particular los que se engloban bajo el amplio concepto de origen social, si bien no sólo ésos- la asociación entre educación y éxito social se reduce enormemente. Sin embargo, para quienes se mantienen en posiciones heredadas o para quienes se mantienen en posiciones de privilegio heredadas o para quienes logran ascender peldaños en la escala siempre resulta más gratificante atribuirlo a la educación o a la capacidad intelectual que a la herencia patrimonial, las relaciones familiares, la ambición o la suerte. A la vez, resulta muy reconfortante, así como muy útil para la estabilidad del orden social, que quienes se mantiene abajo o caen lo atribuyan, por su parte, a una educación o capacidad insuficientes.

La década de los años 1980 estuvo dominada, en el campo teórico, por los enfoques del capital humano y la modernización. La teoría del capital humano nació oficialmente como un intento de explicar la parte del crecimiento de la renta o del producto nacional. Debía provenir de la calidad del trabajo, de su mayor productividad y ésta debería ser atribuida a nuevas inversiones realizadas en el trabajo mismo: formación, salud, experiencia, migraciones y, sobre todo, educación.

Este <<capital humano>>, era el cuento de la lechera, como cualquier otro, no se cumplió. Si bien la producción es cada vez más compleja, los puestos de trabajo, por el contrario, son en términos generales más simples, de modo que la inmensa mayoría de los trabajadores se encuentran <<sobrecualificados>>.

En los países industrializados (como España con “la crisis”), los ingresos no se homogeneizaran, sino que los ingresos medios de los cases sociales se separaran más entre sí, si bien habrá una homogeneización dentro de cada grupo social. La educación no se ha convertido en una poderosa palanca de movilidad y redistribución de las oportunidades sociales, sino simplemente en un formalismo obligado y de cobertura garantizada para que los de siempre sigan donde siempre. Pero la empresa no ha sido inútil: durante décadas, incontables debates (profesionales, educadores, sindicatos, APA etc.,), incluida la clase obrera y grupos más desfavorecidos, han perdido el tiempo discutiendo sobre la educación en vez de atacar las verdaderas raíces de la desigualdad: la estructura de la producción industrial y de la propiedad. Las mejores energías disponibles para la transformación social se han metido así, durante mucho tiempo, en la trampa de la educación, con sus conocidos costes de declasamiento de líderes potenciales, destrucción de la solidaridad de clase de los explotados, privatización de la perspectiva social, individualización de los problemas sociales y culpabilización de los individuos a su propia suerte, etc., y la reforma de la sociedad a través de la educación ha mostrado ser el ejemplo más acabado de política lampedusiana <<de la novela del Gatopardo (1957) de Giuseppe Tomasi di Lampedusa>> [aquello de ceder o reformar una parte de las estructuras políticas, económicas, sociales, etc., para conservar el todo sin que nada cambie realmente].

 

¿POR QUÉ SIGUEN LOS ESTUDIANTES AFLUYENDO MASIVAMENTE A LA UNIVERSIDAD COMO SI NADA HUBIERA CAMBIADO A PESAR DEL DESCREDITO, PROGRESIVO DE LAS VIEJAS LICENCIATURAS, A PESAR DE QUE LA MISMA AFLUENCIA DESCONTROLADA DESVALORIZA EL TITULO QUE PIENSAN OBTENER…………?.

<<Nosotros lo que queremos es dejarle a nuestro hijo o hija una carrera, que, pase lo que pase, nadie podrá quitársela y que siempre le abrirá las mejores posibilidades de una inversión, no solo económicamente, sino social y culturalmente, para ellos/ellas y para sus familias. Porque, además, ¿Que otras alternativas hay? ¿El paro? ¿enviarlo/a a un centro de FP, aprender un <<oficio>>, a una universidad degradada como las escuelas o colegios universitarios, que además conducen al paro? No, de ninguna manera. Nosotros haremos lo que sea, el esfuerzo que sea para que nuestro/a hijo/a tenga lo mejor, vaya a lo mejor, para que consiga lo que nosotros no hemos conseguido y pueda ir con la cabeza bien alta, con un título, delante de quien sea [………]. Y un título es un título universitario, se mire como se mire. Y si es de Medicina, Arquitectura, Abogacía del Estado etc., mucho mejor. Y ahora, por aquello de las <<salidas>> y también como siempre, si se saca una buena oposición, pues miel sobre hojuelas>>.

 

¿COMO QUEDA AHORA LO DEL PLAN BOLONIA Y LOS ERASMUS CON LA CRISIS?

 

Actualmente con los recortes en la enseñanza por el gobierno de Rajoy, volveremos a la ruptura educativa en las clases obreras, con el fracaso escolar y la base futura a los alumnos será con la puesta en practica de:

– Desde el adoctrinamiento a la disciplina

– El orden reina en las aulas

– ¿Que educación hay que darle a el pueblo?, (orden, autoridad, obediencia, burocracia e impersonalidad).

“PARA LA DOMESTICACIÓN Y SUMISIÓN EN EL TRABAJO”

Y A OIR OTRA VEZ POR PARTE DEL DOCENTE EN CLASE AQUELLO DE:

¡Estaos quietos! ¡Callarse! ¡Que no lo vuelva a repetir! ¡Silencio en la clase!

De quien es necesario defender a los hijos es, primero, de los padres.

Karl Marx

TRAS LAS ELECCIONES EL PP BAJA LAS PENSIONES

eo.imagen.blog

Cómo indicábamos antes del proceso electoral de Galicia, el Pais Vasco y Catalunya, el PP estaba esperando la terminación del mismo para anunciar, que el año que viene las pensiones no subirán de acuerdo con el aumento del IPC de 2,9%, sino que lo harán en el 1% para todos aquellos pensionistas que cobren más de 1000 € aproximadamente 2,4 millones de ciudadanos; y un 2% para los que cobran menos, 6,6 millones de pensionistas. Con estas medidas en realidad la bajada del poder adquisitivo de los ciudadanos se sitúa en 1,9% para los primeros y el 0,9% los segundos.   El ahorro para la Hacienda del estado es de 3.800 millones.

Para el PP la rebaja del déficit sigue siendo prioritaria, y esta rebaja sigue pertrechándose a costa de las gentes más humildes, ahora los jubilados y jubiladas que ya han dejado toda su vida normalmente en beneficio de otros que en estos momentos no asumen sus responsabilidades, grandes empresarios y empresas que eluden pagar sus impuestos mediante medidas de ingeniería fiscal; defraudadores morales como las grandes empresas tecnológicas que cotizan en otros países lo que venden aquí…

El PP está cerrando un círculo de medidas contra la ciudadanía, pero aún no han terminado, veremos nuevos intentos en torno a la restricción de la jubilación anticipada; nuevos aumentos en los servicios importantes; restricciones en los presupuestos en los servicios básicos como enseñanza o sanidad…

Llamamos a la ciudadanía a seguir movilizándose. Acabados los procesos electorales la derecha sigue imponiendo las políticas de ajuste duro en torno a un programa que lleva a más paro y menos poder adquisitivo para la mayoría. Ahora es el PP mañana será CiU en Catalunya que ya está anunciando recortes en el presupuesto del año entrante ¿para quiénes de nosotros?.

Pedimos la dimisión del gobierno del PP por incumplimento de todo su propio programa electoral, por estafa a los ciudadanos, por estar ejerciendo el poder en contra de la mayoría y estar arruinando el país de acuerdo con las directrices del Banco Central Europeo, cuyo principal objetivo es dejar los salarios en términos de competitivad con países autoritarios como China o los antiguos del Este europeo.

Exigimos responsabilidades ante a  este desastre, la banca, los especuladores financieros, las grandes inmobiliarias….ellos quieren hacernos pagar sus deudas y su irresponsabilidad….