¡ESTAN VIVOS!

LOS DIAS MALOS ACABARAN

 estanvivosportada

CREAR POR FIN UNA SITUACIÓN QUE HAGA IMPOSIBLE LA MARCHA ATRAS

La Internacional Situacionista [ IS ] nace en 1957 como una organización cuyos principales objetivos estaba acabar con la sociedad de clases en tanto que sistema opresivo y combatir el sistema ideológico de la dominación capitalista. La IS llegaba hablando de la mezcla de diferentes movimientos ideológicos desde el siglo XIX. Empezando con Hegel y Marx hasta el pensamiento marxiano de Anton Pannekoek, Rosa Luxemburgo, Georg  Lukács, Henri Lefebvre, Karl Korch, Herbert Marcuse así como del llamado Comunismo de Consejo o el “consejismo” [Soviets], y la critica a las desviaciones burocratices del stalinismo y el maoísmo.

Esta organización como movimiento contestario entre los fundadores estaban: Guy Debord, Raoul Vaneigem, Asger Jorn y otros. El primer lema fue “Vivir no sobrevivir” (que es lo característico de la sociedad alienada en la sociedad de consumo llamada “welfare state” (estado del bienestar) hoy llamada [sociedad de consumo]. “La vida entera se baña en una negatividad que la corroe y la define formalmente. Hablar de vida suena hoy como mencionar la soga en casa de un ahorcado. Una vez perdida la llave del querer vivir, todas las puertas se abren sobre tumbas” (Raoul Vaneignem).

Para pasar del mero sobrevivir al vivir auténtico se necesitaría una revolución no solo en el plano económico sino en la vida cotidiana y eso sólo se puede esperar de los nuevos sujetos: el “nuevo proletariado”, que incluye a la vanguardia de la clase obrera “que descubre su miseria en la abundancia consumible”, pero también a la juventud, a la intelectualidad y a los pueblos del llamado Tercer Mundo insatisfechos unos con las revoluciones truncadas y burocratizadas y otros que desconfían de los mitos tecnicistas y del post colonialismo y el neoliberalismo que denuncian las revoluciones teledirigidas y consentidas. La primera edición de La Sociedad del Espectáculo de Guy Debord, apareció en 1967. Debord llamó “Sociedad del Espectáculo” al tipo de sociedades que se caracterizan tanto al capitalismo tardío como en el socialismo entonces realmente existente (que diría del actual congreso del PC Chino en 2012, de la “Cuba Hoy” o de Corea del Norte), o por no hablar de las “Elecciones en USA 2012”, la crisis generada por el neoliberalismo por sus bancos en USA (las llamadas “subprime”), la situación europea tanto del papel del Parlamento Europeo y el papel de Alemania, la “crisis económica en España (desde el gasto público, la corrupción tanto de la banca como de los partidos políticos). Por “espectáculo” entendía Debord la relación social mediatizada por las imágenes, un tipo de relación social en la que el consumo se convierte en ocupación total de la vida social “los llamados Mall” desde: [los centros comerciales, shopping, mall o avenidas del comercio o de lujo en cualquier ciudad] la tv, la radio, el cine con su soporte publicitario, los programas reality (programas de tv como “salvame”,”catástrofes, tragedias, escándalos) etc. En la sociedad del espectáculo, dominada por el consumismo, todo se convierte en representación. De ahí que la tarea del momento fuera desarrollar la crítica de la economía política como crítica de la sociedad de clases y del capital que organiza el imperio del consumo e impone la supervivencia y la miseria.

El espectáculo, para Debord, es, pues, la alienación generalizada: el triunfo absoluto de la forma de mercancía convertida en fetiche en el plano sociocultural. La idea general de la Sociedad del Espectáculo es que la economía ha dejado de ser un medio, ahora es un fin y todas las actividades del hombre se orientan a ella (ya sea el trabajo, como el tiempo libre). El sistema capitalista “ya no busca mantener a la gente, sino mantenerse a sí misma”. ¿Cómo? Únicamente produciendo mercancía. Guy Debord leyó a Marx mucho mejor que la mayoría de los intelectuales de culto en la sociedad francesa de la época. Desde luego, mucho mejor que:

Roger Garaudy 1913-2012 entre sus obras más conocidas: “Teoría Materialista del conocimiento” (1953). “El humanismo marxista” (1957). “Dios ha muerto”  (1962). “Karl Marx” (1965). (Convertido luego al islam, vivía en España en concreto en Córdoba y hacia los rezos en la mezquita de dicha ciudad).

Louis Althusser 1918-1990 teórico del estructuralismo filosofo marxista siendo sus obras más conocidas: “La revolución teórica de Marx” (1967). “Para leer el Capital”(1969). [En 1980 estranguló a su mujer Hélene, bastante mayor que él y compañera de ideas. Fue internado en un hospital psiquiátrico, donde acudió un juez para instruir la causa por homicidio, Althusser fue procesado, pero el mismo día el juez archivo las diligencias, siguiendo los dictámenes de 3 expertos que señalaron con que Althusser había cometido el asesinato en un acto de locura].

Pero también mejor que Jean Paul Sartre filosofo, escritor, dramaturgo, activista político y compañero de Simon de Beauvoir (1905 – 1980) ,Sartre rechazo el premio Nobel de literatura en 1964 y sus obras más conocidas: “el ser y la nada” (1943) “critica de la razón dialéctica”(1960) y como narrativa y obras de teatro. “La nausea”(1938), “las moscas”(1943), “la puta respetuosa” (1946), “las manos sucias”(1948).

Esto no quiere decir que Debord haya sido un marxista “ortodoxo”, sino más bien que aprovechó de la crítica de Marx al capitalismo aquella parte que mejor funcionaba para la crítica sociocultural del mundo en los años 60 del siglo XX (y no digamos hoy día). De la crítica radical a la que son sometidas por Debord todas las corrientes marxistas del siglo XX sólo se salvan aquellas que resultaron muy minoritarias en los años 60: el Lukács de “historia y conciencia de clase”(1923), las obras de Henry Lefebvre sobre urbanismo y vida cotidiana en los libros: “critica de la vida cotidiana”(1961),“ la revolución urbana”(1968) y sobre todo el aprecio por el consejismo de los años 20 y 30 que tuvo su última manifestación importante durante el golpe del “liberticida” Franco en España.

No queremos trabajar en el espectáculo del fin del mundo, sino en el fin del mundo del espectáculo”.

La Internacional Situacionista [ IS ] al recuperar el concepto marxiano de la alienación y atender sobre todo a las páginas de los GRUNDISSE (borradores del Capital de Marx que no fueron conocido hasta la muerte de Stalin, en 1954 puesto que él y el apparatchik ruso estuvieron en contra por las contradicciones que suponía al politburo y su burocracia), porque aunque iban contra el sistema capitalista y la URSS y (de los Países del llamado socialismo) se encontraba dentro de las páginas dedicadas al fetichismo de la mercancía, a la conversión de la mercancía en fetiche, y a la deshumanización del hombre. El espectáculo para Debord, es, pues, la alienación generalizada: el triunfo absoluto de la forma de mercancía convertida en fetiche en el plano sociocultural.

El primer documento importante elaborado por lo Situacionistas sobre la universidad fue: “De la miseria en el mundo estudiantil” (1966). Y no es un elogio a los estudiantes del medio estudiantil al contrario: es una diatriba contra la miseria entonces existente y aún hoy día en el conformismo alienante de los estudiantes y su reificación.

La reificación (Reificación (del alemán) Verdinglichung, literalmente (“sobre cosificación”) es la concepción de una abstracción u objeto como si fuera humano o poseyera vida y habilidades humanas; también se refiere a la reificación o cosificación de las relaciones sociales. Este concepto está vinculado a las nociones de Marx de (alienación y fetichismo de la mercancía). Para los marxistas los ejemplos de reificación serían:

• La transformación del trabajo en mercancía en el siglo XIX.

• El Capital, la objetivación del valor de cambio (trabajo) en moneda.

Otros ejemplos de reificación ocurren cuando productos humanos se conciben como hechos naturales, resultados de leyes cósmicas, o manifestaciones de una voluntad divina. El mercado como una entidad que guía la vida económica sería un ejemplo de reificación.

Marx utilizó el concepto de reificación en pocas ocasiones, siendo éste desarrollado principal y posteriormente por Georg Lukács en el capitulo “Reificación y consciencia del proletariado”, de su libro “Historia y conciencia de clase” (1923). El concepto está también presente en los trabajos de pensadores de la Escuela de Frankfurt, particularmente en los trabajos de (Theodor W. Adorno y Max Hokheimer), de Herbert Marcuse y Raya Dunayevskaya.

El estudiante no escapa a la ley del capitalismo avanzado, que es la pasividad generalizada del espectáculo, o sea la reificación y la mercantilización de todas las actividades culturales. Se ve el estudiante universitario en una situación esquizofrénica: entre el presente miserable y las ilusiones que se hace de un futuro acomodado. En su mayoría son hijos de la burguesía pero, a pesar de ello, disponen de una renta inferior a la de cualquier asalariado, y es en ese sentido en el que se puede decir de ellos que son parte de la nueva miseria del nuevo proletariado. Es en esta situación la que conduce al estudiante universitario a una infantilización prolongada, a la conversión de los estudiantes en niños sumisos o “esclavos estoicos” que se creen tanto más libres cuanto más fuerte son las cadenas que les ligan a la [autoridad, la familia y al Estado].

La miseria del medio estudiantil se caracteriza porque la universidad se ha convertido en una organización institucional de la ignorancia, donde el conocimiento se disuelve al ritmo de la producción en serie de profesores y en la que el estudiante se limita a seguir escuchando mecánicamente el “ruido vacio” que hacen dichos profesores. Estos en su mayoria son unos modernizadores reformistas de izquierda que quieren adaptar la institución universitaria al proceso general de la mercantilización capitalista por ejemplo (los ERASMUS).

La burguesía ha llegado al poder porque es la clase de la economía en desarrollo. El proletariado sólo puede tener él mismo el poder transformándose en la clase de la conciencia.

El comunismo de consejos opone al “comunismo de partido” leninista la auto organización de clase obrera en organismos de poder obrero (soviets, consejos obreros, organizaciones de fábrica). Tales organismos fueron creados por las masas proletarias en los primeros momentos de la Revolución Rusa, de la Revolución Alemana y de la insurrección popular italiana conocida como biennio rosso. Este tipo de organización y su consolidación (la autonomía proletaria) era, según los comunistas consejistas, la forma de acción y organización de la clase obrera consciente de su papel histórico y coherente con su auto emancipación. En estos organismos los trabajadores de cada unidad de producción o barrio elegían, para instancias superiores de coordinación, a representantes de sus filas o a representantes conocidos de la clase obrera. Estos representantes eran delegados revocables en cualquier momento.

El devenir histórico de la corriente comunista-consejista Anton Pannekoek, Paul Mattick, Raya Dunayevskaya y el Grupo deComunistas Internacionales de Holanda (GIK) fueron los principalescontinuadores y animadores de la corriente comunista-consejista en lasdécadas posteriores, aunque por el devenir contrarrevolucionario posterior ala derrota de la revolución proletaria en Europa, el comunismo de consejossólo sobrevivió como una corriente teórica con un mínimo arraigo enintelectuales socialistas, obreros revolucionarios y la IA.

La sociedad capitalista tiene todos los medios técnicos para alterar las bases biológicas de la existencia sobre la tierra (y no digamos la situación del llamado Tercer Mundo [quien se acuerda hoy de Haiti]) y es esa sociedad igualmente la que, por el mismo desarrollo-científico separado, dispone de todos los medios de control y de previsión científicos indudables para medir exactamente por adelantado hasta qué grado de descomposición del medio humano puede llegar -y hacia qué datos, según una prolongación óptima o no- el crecimiento de las fuerzas productivas alienadas de la sociedad de clases. Ya se trate de la polución química del aire respirable o de la adulteración de los alimentos, de la acumulación irreversible de la radioactividad por el empleo industrial de la energía nuclear o de la deterioración del ciclo del agua, desde las bolsas subterráneas a los océanos, de la lepra urbanística que se instala de manera creciente en el lugar donde estaban las ciudades y el campo o de la explosión demográfica, de la progresión de los índices de suicidio y de las enfermedades mentales o del nivel peligroso por la nocividad del ruido, por todas partes los conocimientos parciales sobre la imposibilidad, según los casos más o menos urgentes o más o menos mortales, constituyen, en tanto que conclusiones científicas especializadas que permanecen meramente yuxtapuestas, un cuadro de la degradación general y de impotencia general, Ese lamentable esbozo del mapa del territorio de la alienación, poco antes de su hundimiento, se efectúa naturalmente a la manera de como ha sido construido el territorio mismo: por sectores separados, con esa llamada ciencia que muestra también hasta la caricatura, su imbecilidad.