Llamazares hace autocrítica: “En las europeas pudimos converger, pero no lo hicimos”

El coportavoz de Izquierda Abierta clausura las jornadas de diálogo y confluencia organizadas por la formación animando a las fuerzas de izquierdas a “romper el sistema”. Podemos no asiste a la cita, aunque inicialmente había aceptado participar

Gaspar Llamazares ha cerrado las primeras jornadas para el diálogo y la convergencia que organiza su partido haciendo autocrítica, lamentando que pese a contar con los cauces adecuados, y con la voluntad de confluir, las fuerzas de izquierdas decidieran no conformar un frente común en las pasadas elecciones europeas. “Pudimos converger pero no lo hicimos, y era una oportunidad histórica”, ha reconocido el coportavoz de Izquierda Abierta (IzAb) este sábado, añadiendo que guarda una sensación agridulce con respecto a los resultados de estos últimos comicios.

En una encendida y breve intervención al cierre de la Escuela Abierta, Llamazares ha asegurado que esta iniciativa ha servido para “fomentar el diálogo”, y ha animado a todas las fuerzas de izquierdas a converger para plantar cara al bipartidismo en las próximas elecciones municipales y autonómicas, repitiendo el leitmotiv de estas jornadas.

“Hay razones para estar preocupados, para compartir la indignación y el dolor, pero no para ser pesimistas. Se ha producido una ruptura donde no lo esperaban, pero atención: comienza el blindaje. El blindaje monárquico, en las calles, en las restricciones de derechos, y probablemente también llegará un blindaje electoral”, anticipa el también diputado de IU.

“Tenemos una ventaja en las municipales y autonómicas: va a ser un laboratorio, porque va a haber muchas experiencias: aprovechémoslas. Hay que transformar las mareas y las marchas que, frente al blindaje, rompan el sistema”, ha concluido.
Marina Albiol: “La UE está diseñada para seguir explotando a los pueblos de Europa”

La ruptura con la UE no es la mejor alternativa, pero es necesario transformar completamente la arquitectura de las instituciones de la Unión y ponerlas al servicio de los ciudadanos. De hecho, hay que ir un paso más allá; hay que identificar y plantar a las élites económicas que verdaderamente dictan las políticas neoliberales de la UE, y que obtienen jugosos beneficios de su aplicación.

Estas son sólo algunas de las ideas planteadas en la última sesión de la Escuela Abierta de IzAb, que durante el viernes y el sábado de esta semana ha reunido a intelectuales, economistas, juristas, escritores o representantes de distintas fuerzas políticas en la sede de Izquierda Abierta (IzAb) en Madrid.

Lluis Camprubi, responsable de la política internacional de ICV, defiende la necesidad de impulsar un proceso constituyente a nivel europeo, y se muestra partidario de modificar la actual estructura de la UE, aunque sostiene que para ello hay que “romper la coalición entre socialdemócratas, liberales y consevadores”, que desde hace años hacen y deshacen a su antojo en la Eurocámara.

“Entendemos la UE como una herramienta al servicio de las empresas y del capital, y todo en ella está organizado para continuar explotando a los pueblos de Europa, defiende Marina Albiol, europarlamentaria de la Izquierda Plural. “Como hija del capitalismo, la UE no es transformable, es una herramienta construida con una finalidad. El problema no son los pueblos de Europa, la clase trabajadora europea. Tenemos un enemigo común: las élites dominantes, y por eso debemos luchar junto con los otros pueblos de Europa. Nuestro enemigo no es Alemania, lo es la burguesía alemana” apunta Albiol.

Precisamente, y en relación a las posibles medidas concretas a aplicar en la UE, Albiol menciona las auditorías y quitas a la deuda, una reforma fiscal a escala europea o la nacionalización de los sectores estratégicos de la economía. Por su parte, el profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de EconoNuestra Fernando Luengo, asegura que la causa fundamental de la crisis reside “en la unión monetaria”, “un producto que ha convenido a las uniones transnacionales y los operadores monetarios”.

En este sentido, y alertando de la “reestructuración” que está afrontando el sistema capitalista durante la crisis, sostiene que las fuerzas de izquierdas “han perdido la batalla contra el neoliberalismo durante muchos años”, y defiende que será difícil recuperar algunos de los derechos que los poderes económicos y políticos han arrebatado a los europeos durante la crisis.

“La izquierda alternativa no sabe qué hacer con la UE, y no tenemos un discurso alternativo, no tenemos un programa alternativo, no sabemos qué hacer después de dinamitar sus estructuras”, reflexiona el profesor de la Universidad Carlos III Pedro Chaves, también miembro de la ejecutiva de IzAb. “Necesitamos construir una alternativa creíble, con capacidad de convicción”, asegura.
Los peligros del Tratado de Libre Comercio entre Bruselas y Washington

El representante del francés Front de Gauche en España, François Ralle, ha alertado también de los peligros del Tratado de Libre Comercio (TTIP) que Bruselas y Washington negocian con discreción absoluta. “En todos sus aspectos refleja esa ideología liberal que nos están imponiendo: una negociación secreta, la destrucción de empleos, ventajas arancelarias a EEUU, destrucción de las reglas que protegían al consumidor en materia de energía o de seguridad alimentaria, y la justicia privada que se impondría a los tribunales nacionales”, señala.

Fernando Luengo se suma a sus argumentos, recomendando la “enmienda a la totalidad del TTIP”, que de ser aprobado permitiría a las multinacionales demandar a los estados en los que hayan realizado inversiones ante tribunales arbitrales privados, si consideran que estas se ven amenazadas.

Ausencia de Podemos

La sesión que ha comenzado pasadas las 4 de la tarde de este sábado -Ruptura o transformación en la UE: conversaciones en torno al cambio de ciclo-, y que ha moderado Tasio Oliver, miembro de las Ejecutivas de IzAb e IU, ha puesto punto y final a la Escuela Abierta, que la formación asegura tener intención de repetir en años venideros.

La ausencia de un representante del Grupo Parlamentario Mes (Baleares) que previamente había confirmado su asistencia no ha llamado tanto la atención como la del representante de Podemos, Miguel Urbán, que debía participar en la última sesión de la Escuela Abierta.

Preguntados por el motivo de esta ausencia, desde IzAb aseguran que se debe a problemas de agenda de la joven formación, pero lo cierto es que varios de los participantes en estas jornadas, en las que han podido formular preguntas e interaccionar con los ponentes, han mostrado su decepción porque ningún representante que la formación que lidera Pablo Iglesias haya tomado parte en este encuentro para la confluencia.

El economista Fernando Luengo, simpatizante de Podemos, ha restado importancia a los hechos, señalando que sí aprecia cierta voluntad de converger en la formación, siempre de forma programática y dejando a un lado las ‘sopas de siglas’. “Ya veis que estoy aquí”, ha bromeado.

Anuncis