¿ QUE QUIERE DECIR HOY SER DE IZQUIERDAS ?

               Hubo una época en que parecía que la diferencia entre izquierdas y derechas era puramente retórica. Los grandes partidos comunistas habían caído, el anarquismo era un residuo casi folclórico y los izquierdismos sectas marginales. Los partidos socialistas o socialdemócratas eran simples gestores del capitalismo, como los liberales o los conservadores. Como dice Rancière ,estábamos en la post-democracia, en una ideología del consenso que había eliminado la política. No había desacuerdo y si lo había se le criminalizaba como defensor del totalitarismo. Este malestar e insatisfacción producido por la falta de opciones políticas alternativas creaba un espacio que podían ocupar el fundamentalismo de todo tipo o la extrema derecha populista.

 La crisis ha vuelto a poner las cosas sobre la mesa y se han recuperado los dilemas básicos. Para mí ser de izquierdas significa luchar por la emancipación. Lo que es la emancipación lo podemos recoger de diversas formulaciones que vienen de distintas tradiciones : a cada cual cual según necesidad, de cada cual según su capacidad ( Marx) y el Principio de la Mayor Felicidad ( Mill). Se trata en definitiva de defender una sociedad en la que el máximo número de personas vivan de la mejor manera posible y lo hagan desarrollando su libertad, su creatividad. Diversos pensadores actuales como Amartya Sen o Martha C. Nusbaum que se definen como socialdemócratas o liberales han defendido que el ideal de la sociedad es desarrollar al máximo las capacidades de todos. Cornelius Castoriadis entiende la democracia como autonomía y autogestión, desarrollo individual y colectivo de la creatividad human. Todo esto está muy bien pero me parece que luchar por la emancipación debe plantearse como la opción de la izquierda.  Lo que es debe plantearse es como se ésta define delante de los dilemas básicos. Empezaremos por la opción de la derecha y seguiremos por la réplica de la izquierda.

 Primer dilema: Liberalismo económico/ Socialización económica. ¿ Que quiere decir liberalismo económico ? Defensa del mercado, libre empresa, individualismo competitivo y consumista. Servicios privados y Estado Policía. Socialización quiere decir : Regulación del mercado por parte de las instituciones públicas. Socialización servicios públicos y de la banca. Sistema fiscal progresivo que redistribuya la riqueza. Estas son las condiciones básicas de la izquierda.

 Segundo dilema : Liberalismo político/Democracia real. Liberalismo político quiere decir delegación de poder en los profesionales de  política. Democracia quiere decir formas políticas de participación máxima del ciudadano ( en su dimensión más universalizable) en el gobierno de la sociedad. Formación política de los ciudadanos. Criterios no elitistas para los responsables políticos, no profesionalización de la política.

 Tercer dilema: Crecimiento económico/sostenibilidad equitativa. Crecimiento económico quiere decir que el criterio de prosperidad es el aumento de bienes materiales, del Producto Interior Bruto (P.I.B), la productividad. Sostenibilidad quiere decir poner límites en función de criterios ecológicos, de criterios cualitativos de los bienes, de reparto del trabajo y de distribución equitativa.

  Quizás estos son los tres dilemas básicos. Podemos  reunirlos en una idea de máxima autonomía personal y máxima autogestión colectiva. Sociedad de todos y para todos. Sociedad que acepta el desacuerdo y lo gestiona.

 “La Declaración de Derechos Humanos” es hoy, por otra parte, un instrumento inmejorable, ya que son unos derechos que para llevarlos a la práctica hay que partir de las soluciones que apunto como de izquierda. Pero hay que entenderlos en sentido global y desde la base que solo son posibles desde unas condiciones de vida dignas para todos.

 La vida cotidiana de un ciudadano de izquierdas en los países “ricos” del capitalismo globalizado están llenos de contradicciones, sobre todo si disputamos de ciertos privilegios en relación con la inmensa mayoría de trabajadores del mundo, que viven en la miseria o en la pobreza. Participar o leer en la página de Rebelión ya quiere decir disponer de unos recursos inaccesibles para la mayoría de la población mundial.  Hay que intentar, como mínimo,  no caer en la impostura, es decir que nuestro día a día no sea lo contrario que lo que apuntamos como ideal a partir de estos tres dilemas.

De todas maneras no creo que haya una ética ni una moral de izquierdas. La ética es un proyecto de vida singular, para mí, de cada persona. No creo demasiado en el “hombre nuevo” como proyecto político, aunque evidentemente hay un vínculo entre lo singular individual, que no es una cuestión privada como dicen los liberales, y lo político. Me parece también que la moral, como obligaciones con respecto al otro, debe basarse en un principio universal de reconocimiento y de respeto  del otro, pero está igualmente vinculado a creencias y valores. La relación entre la ética singular, la moral universal y la política como proyecto emancipador es profunda, pero debe mantenerse la autonomía de cada aspecto. Una sociedad más justa no crea un hombre nuevo, lo que hace es posibilitar el desarrollo de las capacidades y la creatividad de cada cual. El sujeto ético, el moral y el político ni coinciden ni se confunden, simplemente se entrelazan. Hay un sujeto político de izquierdas pero no un sujeto ético ni moral de izquierdas.

Luis Roca Jusmet

Colaborador de Esquerra Oberta

Anuncis

Éxito de la Asamblea Constituyente de Izquierda Abierta.

Más de 400 delegados, 100 invitados y miles de seguidores a través de la web, la Asamblea constituyente de Izquierda Abierta terminó con una cerrada ovación a sus dos recién elegidos portavoces, Gaspar Llamazares y Montserrat Muñoz y con una profunda emoción al escuchar el broche que Juan Diego Botto puso cuando interpretó el poema de Federico García Lorca: “Grito hacia Roma”

Artículo de Gaspar Llamazares en eldiario.es

Un espacio abierto para recuperar la esperanza

Nace una nueva formación política. Pero no creamos un partido. Al igual que la persona, una organización como Izquierda Abierta, no se crea sino que es el producto de una herencia junto al aprendizaje de la socialización. Las organizaciones políticas del siglo XXI sólo pueden entenderse como herramientas para comunicar y relacionarse con la ciudadanía, saber representarla e interactuar con ella. Por eso impulsamos este nuevo proyecto que, con leyes viejas superadas por la realidad, pretende ser y funcionar de otra manera. Como activistas sociales e institucionales. Lo hacemos con un objetivo diferente e incluso distante del propio éxito electoral: la construcción de un espacio abierto y amable al acuerdo para sumar a la izquierda y en la izquierda.

Queremos ser atractivos frente a la depresión, vigorosos frente a la frustración y novedosos frente a la dejación. El actual sistema de partidos y su sistema de representación está herido de muerte. Las puñaladas traicioneras de engaños, distanciamiento con la ciudadanía y leyes electorales injustas están acabando con la dignidad de un sistema que no hace nada por reconciliarse con las personas. Que trata a los indignados como peligrosos individuos antisistema cuando son éstos los que nos están dando una última oportunidad a sus representantes para que contemos con ellos. De no ser así cada vez podremos contar menos con ellos, salvo para saber cuántos expresan su malestar y desprecio por las instituciones. Ese objetivo de regeneración democrática y social es una de las metas de Izquierda Abierta. Un gran horizonte para un pequeño barco. Pero sabemos dónde vamos porque queremos ir juntos y no al margen de la calle. Junto a ese objetivo, y en paralelo, nacemos para sumar a lo existente ya que lo que hoy hay, aunque sea necesario, no es suficiente para cambiar las cosas.

Fruto de esa crisis política global de representación hay microcrisis que afectan al contenido ideológico y práctico de la política. Y en la izquierda es más patente que nunca esa desafección que a veces han promovido sectores de la propia izquierda cuando han llegado al poder. Regenerar la izquierda es parte consustancial de este nuevo espacio abierto. Y para ello es imprescindible recuperar la capacidad de diálogo y encuentro porque derrotar a la derecha en las urnas y en la calle es hoy la tarea primordial de todo progresista. Y hacerlo cuanto antes. Cuando peligra el estado social y los avances que tanto nos ha costado conseguir están en riesgo la democracia y el propio modelo de sociedad. Por eso es fundamental mirar a la calle, a las personas e ir juntos sumando para construir, agrupar y acordar una estrategia común de todas las izquierdas. Hoy no tenemos un problema ideológico en el seno de las izquierdas, ni siquiera debiera ser estratégico. La prioridad es derrotar al PP y a los mercados para demostrar que sí se puede gobernar de otra manera En el fondo y en las formas.

Las nuevas herramientas tecnológicas tienen un enorme potencial democrático y por lo tanto participativo. Ya no sirven, o ya no sólo sirven, los votos en las urnas cada cuatro años. Las personas tenemos derecho a intervenir cotidianamente en política y compaginar estos nuevos métodos con un sistema electoral más cercano a representantes y representados. La Red puede y debe ser un elemento de participación y decisión y no sólo de movilización. También en esto la izquierda debe saber cambiar y cambiarse. Si somos capaces de articular con este nuevo espacio, con esta nueva propuesta el fondo y las formas de ese frente común de la izquierda que necesitan los progresistas de este país podremos afrontar una nueva etapa social sin las renuncias que pagamos la mayoría. Es la hora de que esa mayoría tome el poder, democráticamente, socialmente, en las calles y en el parlamento.

Llamazares llama a plantar cara “a la derecha” desde Izquierda Abierta

Llamazares llama a plantar cara “a la derecha” desde Izquierda Abierta

El diputado de Izquierda Unida al Congreso, Gaspar Llamazares, y el miembro de IU, José Francisco Mendi, han presentado en Zaragoza este viernes Izquierda Abierta, un nuevo partido político “en red” que forma parte de la coalición de izquierdas y desde el que llaman a plantar cara “a la derecha”, han afirmado en rueda de prensa.

Llamazares ha explicado que Izquierda Abierta tiene como objetivo ser “un catalizador de la izquierda amable, abierta” y atraer al sector desmovilizado de la izquierda. “Para enfrentarse al PP no basta con la recuperación de la retórica de izquierdas”, ha afirmado.

Continua llegint

IA: Una apuesta necesaria para fortalecer la izquierda

IA: Una apuesta necesaria para fortalecer la izquierda
Hector Maravall

En las estas últimas semanas Gaspar Llamazares está presentando en diversos lugares de España la iniciativa de un nuevo partido, “Izquierda Abierta”, integrado en la coalición Izquierda Unida. Por lo general ha tenido buena acogida en los medios de comunicación, lo que no es fácil con el diluvio que tenemos entre el monopolio político del PP y las noticias de la crisis económica.

Hacia ya tiempo que en el seno de IU se hablaba de los “llamazaristas”, para definir el sector que, dentro o fuera de la coalición, coincidía con las posiciones políticas que viene defendiendo Gaspar ya desde antes de que dejara de ser el Coordinador General de IU. Con una mayoría de militantes del PCE relativamente cohesionados en torno a la figura de Cayo Lara, mantener esa situación difuminada o dispersa de los “llamazaristas”, tenia mal futuro y enormes posibilidades de dilución, como recordamos los que ya pasamos por trances similares en los años 90 con la experiencia de Nueva Izquierda y el PDNI.

Continua llegint

Llamazares abre un flanco en IU para reforzar a la izquierda social

Abierta, plural, amable. El proyecto, germen aún de un nuevo partido político, nace con el objetivo de reivindicar la política y favorecer el pluralismo  dentro y fuera de la federación de izquierdas que conforma Izquierda Unida.

Izquierda Abierta está aún muy verde pero sus promotores tienen la firme voluntad de culminar un proyecto ilusionante. Un nuevo partido político dentro de Izquierda Unida (IU) que sirva de altavoz a la inmensa red que se ha configurado a través de los movimientos sociales como el 15M. Y no solo eso. Un nuevo proyecto que reivindique la política en un momento en el que la democracia está sufriendo la mayor de las agresiones con el “golpe de los mercados y el asalto al estado de bienestar”. Así se expresó el diputado de IU Gaspar Llamazares durante la presentación de Izquierda Abierta en Madrid, en un acto que congregó a unas 300 personas, entre invitados y representantes del mundo sindical, de la cultura y las artes.

Continua llegint

Izquierda Abierta llega para sumar, no para oponerse a nadie

El nuevo partido, integrado dentro de Izquierda Unida, ha sido presentado hoy en Madrid

Queremos luchar contra la resignación, sumar a mucha gente que se mueve en la izquierda alternativa, reivindicar la regeneración democrática en nuestro país, y lo queremos hacer intentando poner en marcha nuevas formas de hacer política“. Con esta declaración de intenciones, la portavoz de Izquierda Abierta (IAb), Montse Muñoz, ha resumido lo que será el papel de esta nueva formación nacida e integrada en el seno de Izquierda Unida.

El acto de presentación, en el que han intervenido también el diputado Gaspar Llamazares y el poeta Luis García Montero —autor del manifiesto del partido, que puedes consultar aquí en pdf—, ha servido para dar a conocer este nuevo proyecto que pretende “sumar, no oponerse a nadie”.

Continua llegint