Cayo Lara se equivoca

Cayo Lara se equivoca
Javier Madrazo

La noche electoral del pasado 20 de Noviembre, Cayo Lara valoró los resultados obtenidos en las urnas por Izquierda Unida con la siguiente expresión: “Por fin, la alegría llega a casa del pobre“.  Ahora, cuando aún no ha transcurrido un mes desde aquel día, podemos decir, sin lugar a dudas, que esta alegría ha durado muy poco.  Cayo Lara ha decidido mandar a galeras  a Gaspar Llamazares en el Congreso de los Diputados, en una decisión tan arbitraria como poco acertada, que tendrá consecuencias negativas en el futuro de Izquierda Unida. El pluralismo interno, el reconocimiento a todas las sensibilidades y el diálogo en la toma de decisiones han quedado, una vez más,  reducidos a cenizas, lastrando la imagen de una formación política, que por una razones u otras no es capaz de cohesionarse, generar ilusión y ganar la confianza de la ciudadanía. Continua llegint

Anuncis